Volver arriba

Guía con consejos para disfrutar de una Navidad más sostenible

Consejos para ahorrar energía, para optimizar el reciclaje y reutilizar materiales, para hacer menús con alimentos de proximidad o regalos de comercio justo y sostenibles

La Navidad es una fiesta familiar que generalmente va asociada a un aumento del gasto y del consumo. Sin tener que renunciar a disfrutar de estos días, es importante saber que podemos hacerlo de una forma más consciente y sostenible.

La guía sido elaborada por educadores medioambientales y se distribuye en cinco grandes bloques de consejos para reducir el impacto de nuestro consumo: el ahorro energético, la decoración sostenible, el consumo responsable, la alimentación saludable y el reciclaje. Puedes consultarla, imprimirla o descargarla para compartir en el enlace que se acompaña.

València es en 2024 la Capital Verde Europea. El compromiso del Ayuntamiento de València con el medio ambiente y la mejora climática es permanente y la Navidad es un buen momento para reflexionar sobre nuestra forma de consumir. Es bueno saber que consumir mejor es bueno para nuestro planeta y también para nuestros bolsillos, y nos hace igual de felices.

Entre los consejos de la guía para la Navidad sostenible figuran recomendaciones para reducir el consumo de energía, regulando la temperatura de los hogares o utilizando bombillas led, así como el uso de materiales reciclados para la decoración de la casa, racionalizar la compra de regalos o elaborar menús más saludables a base de productos locales y de temporada, además de hacer un uso correcto de los distintos contenedores de reciclaje de los residuos repartidos por la ciudad.

El gasto en alimentación se dispara durante las fiestas de Navidad. Hay que recordar que Valencia es una tierra con una producción agroalimentaria de mucha calidad. Apostando por alimentos de proximidad podemos hacer menús muy apetecibles, muy saludables y también más económicos

Des del Oficina de l’Energia del Ayuntamiento de València recomiendan no tener la calefacción por encima de los 18 grados, aislar correctamente puertas y ventanas y apagar el router de internet mientras se esté fuera de casa.

También es recomendable realizar las compras en comercios de barrio, así como llevar bolsas de tela para hacer la compra, utilizar servilletas o manteles de tela en la mesa, descongelar los alimentos dentro de la nevera, optimizar el uso del horno o la vitrocerámica, utilizar los electrodomésticos como la lavadora o el lavavajillas en los horarios con la electricidad más barata o consumir menos carne y apostar por las verduras y los productos de temporada y de proximidad.

Para reducir la huella de carbono en el transporte, uno de los consumos que mayor impacto negativo tiene el medio ambiente, se recomienda hacer los desplazamientos en transporte público, apostar por el tren o compartir vehículo cuando sea posible.